Clics es un estudio de fotografía especializado
en bebés, niños y embarazadas

Los primeros meses de tu bebé pasan volando…¡y esto solo es el principio de una nueva etapa en tu vida en la que el tiempo parece ir más rápido que nunca!

Especialmente el primer año de vida está lleno de nuevas conquistas y cambios, por eso pensamos que es una etapa ideal para realizar más de una sesión fotos a tu bebé. Si eres una mami a la que no le gusta perderse detalle de su peque, no lo dudes, nuestros reportajes fotográficos de bebés te encantarán.
Aunque todos los meses te sorprenden con algo, hay etapas que recomendamos especialmente para hacer sesiones de fotos, así que si te interesa, toma nota para que no te falte detalle:

Las dos primeras semanas de vida, por lo irrepetible del momento. Lo ideal es hacer una sesión de recién nacido/newborn (link al texto de recién nacidos), pero si no has llegado a tiempo para hacerla, podemos hacerte bonitas fotos con tu bebé con las que te enamorarás y harás enamorar a todo el mundo.

A partir de los 3 o 4 meses, el bebé fija la mirada, puede reposar tumbado sobre una mantita y ya sostiene su cabecita por sí mismo. Esta etapa también nos da mucho juego para hacer bonitas fotos de sus primeras sonrisas, jugando con sus piececitos, etc.

A los 6 o 7 meses, el bebé es capaz de permanecer sentado, ríe más, interactúa y responde a los sonidos y las voces. En estas sesiones suelen ser muy divertidas, siempre surgen expresiones de emoción y carcajadas como respuesta a cosquillas y juegos, las cuales son totalmente irresistibles para nuestra cámara.

Sobre los 9 meses hay otra etapa muy bonita, sus primeros desplazamientos de forma autónoma! Se vuelven verdaderos bólidos y a veces incluso nos hacen sudar porque no paran quietos ni un momento… ¡pero nos encanta! En este momento también es muy agradable hacer la sesión en el exterior, especialmente cuando no refresca demasiado, les encanta coger todo lo que está a su alcance y lo que no está tan cerca… ¡allá que van los reyes del gateo!

Los 12 meses son otra fecha clave por excelencia, por lo significativo del momento, porque suelen estar apuntito de dar sus primeros pasos y ya se suelen mantener de pie con un punto de apoyo y además son unos juguetotes imparables. Es un muy buen momento para realizar una sesión de fotos si tienes previsto tener un detalle especial con los abuelos por ejemplo o por si tienes previsto hacer una celebración especial de cumpleaños.

Sea cual sea el momento elegido para retratar a tu bebé, siempre es agradable y muy hermoso que aparezca con sus padres y con sus hermanos -si los tiene- para captar momentos especiales, naturales y espontáneos.

Y ¿qué pasa si mi bebé es especial? – te puedes estar preguntando- Pues que en Clics todo el mundo es bienvenido, somos valientes y no hay dificultad que se nos resista. Con paciencia y una sonrisas se consigue cualquier cosa en esta vida! Adaptamos las sesiones a las necesidades de tu peque para que se sienta cómodo y para que vosotros también lo estéis. Que haríamos si en los bosques solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen? Serian demasiado silenciosos, ¿verdad?… y nosotros preferimos lo real a lo perfecto, como la vida misma.

En Clics contamos con una amplia experiencia en el trato de bebés y niños ya que en nuestro equipo contamos con profesionales del mundo de la pedagogía y la educación. Saber tratar a los más pequeños y tener sintonía con ellos es otra de nuestras habilidades y en un 99% de los casos conseguimos que los niños se sientan a gusto e interactúen con nosotros con total naturalidad. ¡Jugaremos, cantaremos y pasaremos un rato muy divertido!

En cualquier caso, fotografiar a bebés implica ser paciente y flexible, lo que se traduce en que en estas sesiones son ellos los que realmente marcarán el ritmo de trabajo y nosotros nos iremos adaptando a sus necesidades para conseguir los mejores resultados.

En las sesiones Premium podréis realizar varios cambios de vestuario, en las sesiones Basic el tiempo nos limita un poco, pero nunca lo descartamos de entrada, si todo va bien, un cambio de ropa suele poder hacerse sin problemas. Si el reportaje fotográfico es para hermanos o en família os asesoraremos para coordinar los tonos de la ropa, evitar prendas estampadas… De este modo la imagen resistirá mejor el paso del tiempo y el resultado final será más homogéneo y elegante. Cuando el protagonista de las fotos sea un bebé, nuestra propuesta es fotografiarlos sin demasiada ropa para realzar su belleza natural.

Podéis traer algún muñeco significativo para vuestro peque si así lo queréis. Por el resto no tenéis que preocuparos de nada más, disponemos de mucho atrezzo y juguetes y además antes de realizar la sesión estaremos en contacto para planificar la misma y estaremos encantados de resolver cualquier duda que os pudiera surgir.